jueves, 30 de diciembre de 2010

Un puñado de luces

"Han pasado los días, atravesándome. Sin lastimar, pero sin tregua. Y he ido de una nimiedad a un desfalco, de una sonrisa a un puñado de luces corriendo entre mis dedos para irse acomodando por toda la casa..."

Ángeles Mastreta

martes, 28 de diciembre de 2010

"No toqués para dentro porque tengas temor..."

"... Aprendí a tocar de frente..., y a jugarme la vida como lo hizo siempre Astor..."

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Confían en cada instante de los besos...

Escribir me salva del agua fría del sur
que cae con fuerza hacia un dolor menor,
que no es silencioso, que es solo de ida...,
y tiene los ojos bien abiertos...

Transito hacia un paisaje sin temor al rechazo,
con madres universales que me cuidan con las manos,
que me dan calor y dulzura desmedida
para abrirme los sentidos hacia un amor tranquilo...

Soy la que da sabor a lo aprendido,
con un pasado que reposa y rebosa de perdón,
con vertientes de emociones que escriben crónicas
que confían en cada instante de los besos...

Gabriela Giorgeta

Tarde en Baires de poesía y música: Diana Bellessi y Liliana Herrero



"Sepa usted y para siempre,
el corazón es una achura
que no se vende"

Diana Bellesi

lunes, 6 de diciembre de 2010

Poeta

Lo he sentido en la música del viento
y en las voces del mar que me llamaba.
Lo he visto en el velero que arrullaba
la espuma de mi sueño. En el tormento

de esconder el amor y el sentimiento
por lo que más se quiere. Cuando hablaba
la mano en el teclado. Cuando alzaba
los ojos, con rubor, mi amor contento.

Cuando la puerta se abre sola y gira
una mano en la llave y alguien mira
y se acerca hacia mí volcando rosas

bajo la luna de la noche inquieta...
No los hombres, mujer, sino estas cosas
me dicen que he nacido y soy poeta.

Rafael Duyos
Del libro "Junto al Plata"

viernes, 3 de diciembre de 2010

¿Por qué?

Si somos amor, inteligencia y energía ¿por qué a veces vivimos como si no lo fuéramos...?

"Ser" de Antonio Blay

jueves, 2 de diciembre de 2010

Ahora vivo más cerca del sol...


Ahora vivo más cerca del sol, los amigos
no saben el camino: es bueno
ser así de nadie
en las altas ramas, hermano
del canto exento de algún ave
de paso, reflejo de un reflejo,
contemporáneo
de cualquier mirada desprevenida,
solamente este ir y venir con las mareas...

Eugenio de Andrade
Fotografía: Fotosonora

miércoles, 24 de noviembre de 2010

En busca del espacio perdido...


(…) No es nada casual que algunos de los movimientos más beligerantes en la reconsideración en clave creativa de las formas de apropiarse de la ciudad – de los simbolistas del XIX al grupo Stalker, pasando por las primeras vanguardias o los situacionistas– pusieran ese énfasis en la necesidad urgente de reinfantilizar los contextos de la vida cotidiana.

Reinfantilizar como restaurar una experiencia infantil de lo urbano: el amor por las esquinas, los quicios, los descampados, los escondites, los encuentros fortuitos, la dislocación de las funciones, el juego. No en el sentido de volverlos más estúpidos de lo que los han vuelto los centros comerciales y las iniciativas oficiales de monitorización, sino en el de volver a hacer con ellos lo que hicimos –sin permiso– de niños.

Hacer que las calles vuelvan a significar un universo de atrevimientos, que las plazas y los solares se vuelvan a convertir en grandiosas salas de juegos y que la aventura vuelva a esperarnos a la salida, a cualquier salida. Recuperar el derecho a huir y esconderse… (…)


Manuel delgado
Territorios de la infancia. Diálogos entre arquitectura y pedagogía.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Y sin embargo

Y sin embargo hay noches en que crezco,
de puntillas, al filo de la aurora...

María Rosal

Anochecer

sábado, 20 de noviembre de 2010

Fluir para abandonarnos a cada instante...

La codicia es uno de los grandes males del siglo XXI.
Arrasa pueblos y la vida de la gente...

Tenemos que volver a sentir la tierra con las manos,
aliarnos con la naturaleza…
Fluir para abandonarnos a cada instante,
y cantar todos juntos a la mar y a los bosques
(el ser humano ya cantaba cuando empezó a hablar
y nos dio alas para el amor…)

Una mirada infinita declara que urge cuidar,
con ternura, de nuestros horizontes…


viernes, 19 de noviembre de 2010

Para vivir no quiero...

Para vivir no quiero
islas, palacios, torres.
¡Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres!

Quítate ya los trajes,
las señas, los retratos;
yo no te quiero así,
disfrazada de otra,
hija siempre de algo.
Te quiero pura, libre,
irreductible: tú.
Sé que cuando te llame
entre todas las gentes
del mundo,
sólo tú serás tú.
Y cuando me preguntes
quién es el que te llama,
el que te quiere suya,
enterraré los nombres,
los rótulos, la historia.
Iré rompiendo todo
lo que encima me echaron
desde antes de nacer.
Y vuelto ya al anónimo
eterno del desnudo,
de la piedra, del mundo,
te diré:
«Yo te quiero, soy yo»

Pedro Salinas

viernes, 12 de noviembre de 2010

Paz en cada paso...

A veces, las personas que nos acompaña cambian de ritmo, o se marchan a otro compás... Todo se queda grabado en la piel, y la vida continúa... Sigues siendo tú, con o sin el otro...; y vas dando paz en cada paso...

Estás más sola que nunca, y mágicamente, te sientes menos sola que nunca... Todo está adentro, y "el amor teje el tiempo de manera que todo sucede cuando tiene que suceder"... Y a pesar de los cambios de ritmo de la vida, y de la gente que quieres, ni por asomo te acercas al victimismo, porque desde el victimismo ya no somos libres...

Te das cuenta de que "la muerte no cambia una relación, sino cómo vives los días y las noches"... Identificas el carácter, los silencios y la energía que posees, y haces filtrar todo lo sonoro que se acerca... Ser es habitarse, y sales a la calle con una sonrisa y gritas: ¡aquí estoy!, ¡Sí, aquí estoy y soy!

Brahms en el jardín...

viernes, 29 de octubre de 2010

En tu sonrisa

Ya empieza tu sonrisa,
como el son de la lluvia en los cristales.
La tarde vibra al fondo de frescura,
y brota de la tierra un olor suave,
un olor parecido a tu sonrisa,
y a mover tu sonrisa como un sauce...

Leopoldo Panero

martes, 26 de octubre de 2010

Deja que te lleve el viento hoy...


Ayer a media mañana mi prima Julia me dijo esto: "Deja que te lleve el viento hoy..." Al instante me tumbé en la cama y empecé a imaginar...: estaba sentada tocando este piano, mis acordes eran libres, mis dedos cuidaban las teclas blancas y negras como cuando doy un beso, y mi corazón estaba entero y tranquilo a pesar de la lejanía de mi tierra y de mi gente...

Siento que Buenos Aires me está regalando creatividad y el viento necesario para ir hacia todas partes... La española Marga Íñiguez define creatividad como "la capacidad que tenemos de imaginar, transformar, reinventar, resolver, ofrecer soluciones"; es "un derecho y una urgencia". ¡Sí, es una urgencia...! Quiero poner mucha más pasión a las cosas, -"el móvil de la creación es la pasión"- y más viento sin miedo...


Fotografía: Inés Atienza

miércoles, 20 de octubre de 2010

Celina

Hoy por la tarde, sobre las 17:30 horas, salí del subte justo al lado del Teatro Colón. Me dirigía al espacio Itaú Cultural para ver una performance de "Cuerpo y Ciudad". Nada más salir, me encontré a dos mujeres "discutiendo" sobre quién iba a "posar" para la foto... Me acerqué y me ofrecí yo para hacerla. Una de ellas, al escuchar mi acento, me preguntó de dónde era: "soy de Madrid", le digo, y al instante se le cambiaron los ojos, me agarró de las manos muy fuerte, y me dijo: "preciosa, las montañas no se juntan nunca, pero sí las personas...". Me dio un escalofrío en el cuerpo y sin poder resistirlo empecé a preguntarle, y esta es su historia:
Celina tiene 84 años, es española. Llegó a Buenos Aires el 3 de febrero de 1939 junto con su madre; y salieron desde Portugal en barco sin su padre porque había muerto en la guerra. Celina empezó a trabajar por las tardes desde muy chiquita, desde los 12, y por las mañanas acudía a su escuela: "Es esa de ahí, ¿la ves? Al lado de los Tribunales. A una cuadra de la que antes era mi casa". Años después, jovencita, se casó aquí con un vasco que murió hace tiempo de cáncer: "era un hombre bueno, leído, pensado". Lleva ya diez años viajando dos meses a España; pero: "linda, el inmigrante nunca se acomada, y tiene el corazón partido..."
Con pena me tenía que marchar, y al despedirnos, Celina con los ojos bien abiertos me dijo: "Gabriela, sé audaz, sólo los audaces sobreviven..."

domingo, 17 de octubre de 2010

De a poco...

Voy de un lado para otro... Parece que me acostumbro a los ruidos de la calle, (cada ciudad tiene los suyos), al ritmo de los árboles..., a la luz del cielo. Me reencuentro con una amiga de la infancia y voy entiendo más cosas sobre mí... A veces siento enfado, y otras sonrío porque no me escondo... Me ubico en las avenidas, en algunos barrios, y de a poco, mi cuerpo y mi voz, ya forman parte de Buenos Aires...

jueves, 14 de octubre de 2010

Presente

Me desboco
en las arterias de tu música.
Abrazo claros de luna.
Hago equilibrios
en las aristas de la magrudaga.
Destruyo límites.
Altero el orden de los días y las noches...

Goya Gutiérrez

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Buenos Aires

El viaje de más de doce horas fue intenso… No tuve tiempo en las últimas semanas de asimilar las despedidas, los besos, las lágrimas compartidas y abrazos tan sentidos…; así que en el avión, allí en el aire, empecé a “masticar” todo lo vivido en el mes de septiembre…

Y aquí estoy, al otro lado…, en Buenos Aires… lejos, lejos de casa… (como canta Charly García en uno de sus temas) Nada más llegar a Ezeiza, a las cinco de la mañana, me subí a un taxi, y empecé a hablar con el conductor… (No paro de hablar últimamente…) Se llamaba Eduardo, un gran tipo que al escuchar mi acento, me comentó orgulloso que sus cuatro abuelos eran españoles, (de Asturias, Galicia y Madrid…). Fue un viaje agradable, a pesar del frío que sentía y la intensa lluvia.

Ya he paseado unas horas, he hablado con mi familia, y ahora me toca empezar todo desde cero… desde cero…

viernes, 17 de septiembre de 2010

Mi corazón no cuenta los minutos...

Ayer era distinto,
y hoy no es ayer...
Y mañana ¿quién sabe
lo que va a suceder?
Mi corazón no cuenta los minutos
cuando todo está a punto de nacer...
Lo que se sueña, aunque no sea,
puede que pueda ser...
Comenzar a quererse,
¡es ya querer!

Rafael Duyos

lunes, 13 de septiembre de 2010

viernes, 10 de septiembre de 2010

Del fondo surge la forma


Una ola no es más que mar, agua que de repente adquiere una forma que puede ser muy alta y muy violenta, pero que luego revierte de nuevo y se diluye en el mar como mar. Éste es el movimiento natural: del fondo surge la forma, y la forma revierte hasta el fondo y se diluye en él.

Antonio Blay

jueves, 9 de septiembre de 2010

Deja pasar la luz...

Lola quiere marchar lejos para vaciar todos los rincones de su cuerpo, y llenarse sólo de nubes y silencio durante dos o tres semanas. Necesita estar sola, y sentirse sola para calibrar bien sus miedos y sus fuerzas...
Decidió irse de madrugada, para así encontrar menos gente en la calle...; y a las 3:00 horas de un miércoles, ya en el tren, con cierto mareo, deja escrito esto: Lola, no te canses, no esperes nada, sólo vacíate y deja pasar la luz, deja pasar la luz...

Gabriela Giorgeta

lunes, 30 de agosto de 2010

Energía

Se me agolpan las emociones estos días... Es una sensación extraña empezar a despedirse de la gente, vaciar tu despacho después de casi tres años, ordenar tus libros, "reciclar" la ropa, los recuerdos, y papeles que ya no tiene sentido guardar en un armario...; pero esa sensación extraña -mezcla de nervios, emoción, y vértigo- no me quita la energía..., al revés, la potencia...; y también potencia lo que soy estar en este estado "de incertidumbre"... Dice Antonio Blay que la existencia concreta está hecha sólo de cualidades positivas: energía, inteligencia y amor-felicidad, y esto es la materia prima de la existencia y del ser humano que hay que actualizar constantemente... Siento que estoy yendo a favor de lo que ya existe en mí... invirtiendo mi energía a favor de la vida...

martes, 17 de agosto de 2010

Distancia

"...Lo más difícil es que el corazón
recorra su distancia sin heridas..."

E. Gracia Trinidad

viernes, 6 de agosto de 2010

La felicidad humana es sensoria...


Ayer, de manera inesperada, en compañía de un amigo, descubrí emocionada que mi abuelo Rafael se fue a vivir a Argentina con 30 años, la misma edad con la que me voy yo... Me pareció precioso... Creo que mi marcha me está haciendo recordar viajes -míos y de otros-, y en especial el que hice a Tanzania hace casi cinco años.... También estoy conectando y dando más música a muchos hechos de mi vida... Esta foto y esta canción maravillosa me hace comprobar que efectivamente la felicidad humana es sensoria, como dice Lin Yutang en su libro titulado "La importancia de vivir". Somos felices sintiendo, mirando, escuchando...

domingo, 1 de agosto de 2010

"La música cotidiana de los objetos"

"...Ellos, alrededor nuestro llevan "impregnada" la música cotidiana..."
Marco Sanguinetti

viernes, 30 de julio de 2010

Un principio de luz

No sé de dónde vienen
tu risa, tu alegría,
en qué instante aprendiste
a mirar frente a frente
todo lo que tememos.
A mirarlo en los ojos
como si nada hubiera
que temer,
y tu mirada
hubiese descubierto
entre tanto desorden
un principio de luz.

"Todo lo que tememos" Alfonso Costafreda

miércoles, 28 de julio de 2010

La vida siempre continúa...

La canción más bonita del mundo... para Romina: no olvidaré nunca tu clase en la Universidad del Salvador en Baires hace tres años. Linda, por la música que compartimos, las penas que lloramos en la distancia, por tu viaje a España y el mío a Argentina hace un año, y sobre todo, por todo lo que nos queda...

Mirador umbrío

Y es el tiempo el que inventa su eterno desvarío,
tu sombra, ya fundida con las sombras del mundo.

José Lupiáñez

martes, 27 de julio de 2010

Nantes de Beirut

Desde que te he visto sonreír...

La Ventolera


Se lo dedico a mis padres, Luis y Maribel, por tener la valentía de construir La Ventolera hace ya 23 años en un "océano" de millones y millones de pinos... con la ilusión de regalarnos a mis dos hermanos y a mí, belleza, silencio, y risas, bajo un cielo limpio donde siempre se han visto las estrellas...


Un sonido tibio en el viento...,
cuadros de sonrisas sin espejos,
saboreando almas locas irrepetibles
que juegan a la espera...

Brisa de un mar lejano,
silencio que no se escapa,
y una luna que guiña y que va de frente
iluminando la tierra serena...

Estrellas que no dudan,
amaneceres bajo una manta,
donde la leña suena al compás
de nuestras guitarras...

Las flores de mi madre siempre vivas,
los libros de mi padre que no callan,
y los pasos de mis hermanos y míos
haciendo senderos con el río Cabriel en "llamas"...

Ventolera con corazón intacto...
pinos que dialogan sobre el amor,
tormentas de luz con caminos
y la música de un quinteto a cielo abierto...

Gabriela Giorgeta
Fotografía: Fotosonora

miércoles, 21 de julio de 2010

Piel sin fronteras

A diario pasaba las hojas de su calendario con poemas y frases de Mario Benedetti ... Con ilusión lo leía a primera hora de la mañana, como un susurro mágico en días que, en principio, iban a pasar inadvertidos... A veces, compartía ese poema, circulaba rápido por el atlántico, y así ella sentía que los versos se hacían menos estrechos, más sostenibles...

El día 21 de julio de 2009 iba a cambiar su rumbo vital...y esto le decía Benedetti: "Cada vez que te vayas de vos misma, no destruyas la vía de regreso. Volver es una forma de encontrarse..." Hoy, justo un año después, cuando su corazón tiene que hacer de nuevo el mismo viaje, ese calendario ya no existe... Después de compartir emociones, llorar en silencio, mirar mapas, reír a carcajadas, escribir con intensidad, etc... se ha inventado un calendario nuevo, que sólo habla con profundidad de intención y deseo, -la inteligencia humana es una inteligencia "deseante"-; con meses y días que dibujan, que van hacia adelante... y que descubren semanas de caricias y piel sin fronteras...

Gabriela Giorgeta

lunes, 19 de julio de 2010

Seguir mi ritmo

El calor en Madrid es sofocante... Trasladarse y llegar a los sitios se convierte en un triunfo... Tengo mil cosas pendientes por hacer...; voy a seguir mi ritmo...

jueves, 15 de julio de 2010

Zamba del cielo

La vida también regala gente divina de corazón...
Las cosas siempre suceden...
Las más hermosas son sin querer...
Fito Páez

Yo no podría pensar en canto de la Argentina sin Mercedes...
Siempre digo que no se puede cantar como si ella
no hubiera cantado... Liliana Herrero

viernes, 9 de julio de 2010

Linda Lalia

Los ojos que miran no son los ojos de ver...
Los ojos de ver están en el corazón...
Y si cierras los ojos, puedes ver lo que quieras...




Hay que correr para llegar al mar,
pero yo soy muy fuerte y puedo correr mucho...
Tan grande es el mar y tan tierno...
cuando le hace cosquillas al sol...

miércoles, 7 de julio de 2010

El elefante y la paloma

...Y aprendiendo de su herida llena todo de color...Pedro Guerra

Me da tiempo...

Me paso horas en el consulado...: me da tiempo a escuchar todo tipo de acentos dulces de Argentina...-cierro los ojos y sonrío, siempre sonrío-; me da tiempo a recordar diálogos que mantuve en Buenos Aires hace ya casi un año... Cómo no, me da tiempo "a no resolver" todas mis dudas burocráticas y debo volver...; y sobre todo me da tiempo, mágicamente, a leer el primer capítulo de Cuadernos de Kabul, Historias de mujeres, hombres y niños atrapados en una guerra de Ramón Lobo, que se titula Liturgias y miedos ante el viaje:

"Viajar es abandonar el nido, el vientre materno, la cueva, asumir un riesgo: partir a lo desconocido, lo impredecible y lo incontrolable..." "El viaje comienza varios días antes del hecho de viajar, cuando la cabeza se adelanta al cuerpo y se dirige como una avanzadilla que inspecciona el terreno y espera la llegada a plazos de todo lo demás..." "Llenar la maleta es otra manera de iniciar el camino: cada prenda lleva adherida una imagen, un olor, un sueño, una promesa..., una despedida..."

Mentalmente he empezado a llenar mi maleta, pero de aquello que nadie me puede "robar", ni puedo perder: mi ternura, mi pasión por la música, la lectura y escritura... y en silencio, ese silencio que tanto me gusta, he mirado por el ventanal que da a la calle Serrano de Madrid; sentía mucho calor, y como en un sueño, ya creía que estaba por allí... que todos esos tejados eran porteños, y que al salir me iría a comprar una botella de agua y una empanada de carne con el sonido de un bandoneón como acompañante...

Gabriela Giorgeta

lunes, 5 de julio de 2010

Entre cada palabra


El silencio entre cada palabra... mientras sigue la emoción por mi viaje...

viernes, 2 de julio de 2010

Sergei Rachmaninov

Apuntes nómadas

"… Viajar descubriendo, la lectura y la reflexión conforman, todo unido, mis textos. Estas tres profundas raíces de mi escritura son las que persigo simultáneamente. Aparte de eso, me ayudan dos elementos: la poesía y la fotografía.

La primera raíz es el viaje como descubrimiento, como exploración, como esfuerzo: viajar en busca de la verdad, no de distensión. Viajar significa para mí atención, paciencia para informarme, deseo de saber, de ver, de comprender y de acumular todo el conocimiento. Viajar así supone entrega y un trabajo duro.

La segunda raíz es una lectura amplia sobre el tema. Si uno desea conferir a su escritura una cualidad cubista, ha de enriquecerse. Incorporo citas para dejar que resuenen otras voces, invito a otros a hablar en mis textos. A veces uno cree haber hecho un descubrimiento. Al leer se constata a menudo que esa idea ya la tuvieron otros, de modo que uno intenta avanzar en otra dirección o ir más lejos para no resultar banal con la repetición.

La tercera raíz, en la que descansan las otras dos, es mi propia reflexión. Mediante mi experiencia como viajero y lector trato de dar con un enfoque original, con nuevas imágenes, nuevas descripciones, nuevas reflexiones…”

Ryszard Kapuscinsky

jueves, 1 de julio de 2010

Luna


Luna de presagios,
abórdame esta noche,
vivo presa
de tu mágico hechizo
y en tu espacio de luz
espejea mi alma.

Cristina Maya

Fotografía: G.Duyos

lunes, 28 de junio de 2010

Las clases de piano

A Isabel Mateo por su apoyo, su alegría, por sus clases de piano, y por creer en mí siempre.

La semana pasada fui de nuevo al Auditorio para escuchar a mi profesora de piano de toda la vida... Durante las dos horas del concierto, al compás de la música, recordé emocionada mis clases con ella, y nuestras miradas cómplices durante mis exámenes-No sé quién lo pasaba peor de las dos...- De profesora, con el paso de los años, se convirtió en amiga, así que con gran acierto me proponía las obras: Gabi, tú que eres tan romántica, te he traído esta partitura de sonidos suaves... Fueron años maravillosos, también muy duros por todo el esfuerzo de estudiar y de trabajar al mismo tiempo; pero mereció la pena porque reímos, nos enfadamos, disfrutamos de la música, y aprendimos juntas... "Revière", de Debussy, fue de las obras que más disfruté...

Teoría

... La poesía es como el viento,
o como el fuego, o como el mar.
Hace vibrar árboles, ropas,
abrasa espigas, hojas secas,
acuna en su oleaje los objetos
que duermen en la playa...

José Hierro

domingo, 27 de junio de 2010

Semilla de la oportunidad

Todos los problemas contienen la semilla de la oportunidad. Siempre que se encuentre ante un tirano, un verdugo, un amigo o enemigo, recuérdese así mismo: este momento es tal como debe ser. Sean cuales sean las relaciones que usted se ha atraído en su vida en este momento, son precisamente las que necesita en su vida en este momento. Detrás de todos los sucesos existe un significado oculto, y este significado oculto está favoreciendo a su propia evolución. (...) Sólo el corazón conoce la respuesta correcta. Mucha gente cree que el corazón es blando y sentimental. Pero no lo es. El corazón es intuitivo, es holístico, es contextual, es relacional. No está orientado a ganar o perder. (...) Algunas veces, puede que ni siquiera parezca racional, pero el corazón tiene una capacidad de cálculo mucho más precisa y exacta que ninguna otra cosa que se encuentre dentro de los límites del pensamiento racional. D.Chopra

miércoles, 23 de junio de 2010

Corazón decidido. Noche de San Juan

Noche de San Juan: hogueras para quemar lo que nos pesa del pasado y sentir el perdón.

"Abraza la paz interior con corazón decidido.
Cuando todas las cosas se agitan a la vez, sólo contemplo el Retorno.
Para florecer como lo hacen, cada una de ellas retornará a su raíz.
Retornar a su raíz es encontrar paz.
Encontrar paz es realizar el propio destino.
Realizar el propio destino es ser eterno.
A conocer lo Eterno se le llama Visión"

Tao Te King

Jardín Secreto

Dulzura en el aire...

sábado, 19 de junio de 2010

"Agradecemos a la vida que nos haya hecho coincidir con Saramago"

Adiós, Saramago, síguenos escribiendo desde allá... y háznoslo llegar como sea... no nos puede faltar tu lucidez y humanidad.

"Siempre acabamos llegando a donde nos esperan". J.Saramago

viernes, 18 de junio de 2010

Puertas y ventanas


No siempre es fácil dejar espacio a lo nuevo; a veces nos aferramos a las cosas, y no hay manera de soltarlas... Llega un punto en que el amor y las ilusiones lo remueven todo y tu curación es completa...; pero algo falta... Te queda un mínimo poso del engaño y de las mentiras... Tomas una suave perspectiva, con la serenidad que da el paso del tiempo, y encajas todas las piezas...: claro, al mismo tiempo había otra... ¿Cómo se enfrenta uno al dejarse querer después de todo esto...? ¿Cómo abres tus puertas y tus ventanas?, y ¿de qué modo...? : "No digas nada, escucha a las estrellas. Tal vez te digan algo de la rosa que hay en tu jardín..." (Giovanni Quessep) Tú no eres lo que ha pasado...

Gabriela Giorgeta

jueves, 17 de junio de 2010

Una vez...

Una vez canté con las voces secretas
y por eso conozco el vuelo de mi garganta.
Fue en el descanso de un recuerdo, de un presagio,
entre la gloria de ordenadas florescencias
y encima de mi propio corazón.

Claudia Lars

martes, 15 de junio de 2010

Preguntas

Uno siempre responde con su vida entera a las preguntas más importantes...

SÁNDOR MÁRAI, El último encuentro.

lunes, 14 de junio de 2010

Tierra adentro


Letra: Ana Prada
Imagen de la bonita Liliana del álbum Litoral.
Fotografía: Eduardo Torres

Ay que sí que se va, se la lleva el agua,
Que de tanto llorar, rueda en la bajada.
Que de tanto llorar, rueda en la bajada.
Cuando fue que la vi, que la vi creciendo,
Y de tanto mirar se me va perdiendo.
Y de sólo mirar se me va perdiendo.
Gota a gota se van minutos cayendo.
El tiempo corre hacia el mar, yo voy tierra adentro.
Si el tiempo corre hacia el mar, yo voy tierra adentro.

No conviene esperar, cada cosa a tu tiempo.
Viendo el amanecer, nos vamos, nos vamos muriendo.
No da vueltas el reloj de arena.
Grano a grano pasó, pasó y se quiebra.

Ay que sí que se va, se la lleva el agua,
Que de tanto llorar, rueda en la bajada.

No conviene esperar, cada cosa a tu tiempo.
Viendo el amanecer, nos vamos, nos vamos muriendo.
No da vueltas el reloj de arena.
Grano a grano pasó, pasó y se quiebra.

Si el tiempo corre hacia el mar, yo voy tierra adentro.
Si el tiempo corre hacia el mar, yo voy tierra adentro
Ay que sí, que se va.

miércoles, 9 de junio de 2010

Las nubes cómplices

A mi amiga Beatriz Rubio por su apoyo constante, por todo
lo que me enseña, para que no dejemos de compartir
nuestros deseos, nuestro sentido del humor y
nuestro amor por el periodismo aquí y allá...


El sol de Méjico te va a envolver con su cuidado,
y las nubes cómplices con su ternura,
harán llegar mi voz mimosa hasta ti, Beatriz,
para susurrarte que te quiero y que te abrazo.

Encontrarás tu propio aliento,
rompiendo los diques del miedo
para abrir las puertas y las ventanas
a eso que tanto te gusta...

Cuidarás como nadie todas las palabras
y nos encontraremos en Latinoamérica
para sentir cómo nos cae la lluvia
sin renunciar ni un segundo a lo que somos.

Gabriela Giorgeta

domingo, 6 de junio de 2010

Dejándome ser

La semana pasada hice una de las cosas más bonitas y emocionantes de mi vida... Tuve la suerte de cantar Carmina Burana junto con 425 personas. -Nos acompañaron la Orquesta y el Coro Nacional de España, la Escolanía del Sagrado Corazón de Rosales, la soprano Klara Ek, el tenor Barry Banks y el barítono Rodion Pogossov- Fueron momentos en los que se me desbordó el cuerpo... Me sentí viva, mimada, acariciada, fuerte aunque temblorosa. Fue un regalo tan grande cantar a la primavera, al sol, ese que todo lo suaviza..., justo en el momento vital en el que me encuentro... en el que el paso del tiempo ha ido tan a mi favor... "Grité" con toda mi fuerza que creo en el amor, que no quiero vivir nunca más a medias, que soy una mujer bondadosa y no voy a dejar de serlo, y que voy a seguir confiando en el ser humano como motor de cuidado y generosidad. Sé que "en lo visible está sembrado de pliegues donde se esconde lo que no tiene nombre"... No me importa no saber nombrar ciertas cosas, sólo quiero sentirlas...

Estoy aquí, aún en Madrid, estoy cantando, y estoy dejándome ser...


Nos dirigió el británico Rumon Gamba. Su pasión por la música es indiscutible, y nos transmitió toda la fuerza de la obra. Gracias a él todo fue mucho más intenso.

Gabriela Giorgeta

jueves, 3 de junio de 2010

El fruto redondo

Sí, también yo quisiera ser palabra desnuda.
Ser un ala sin plumas en un cielo sin aire.
Ser un oro sin peso, un soñar sin raíces,
un sonido sin nadie...
Pero mis versos nacen redondos como frutos,
envueltos en la pulpa caliente de mi carne.

Ángela Figuera

martes, 1 de junio de 2010

Éste es mi corazón: el partidario...

Éste es mi corazón: el partidario
de los días callados y las frutas.
Hace sus fiebres raras y absolutas
y yo lo pierdo en mí. Soy su sudario.

Nadie sabe el misterio que convoca.
A veces me lo busco y se ha escondido.
Triste nudo fatal, incendio hundido
que voltea su llama hasta mi boca.

Otras veces transcurre por la casa
con algo que se fuga cuando pasa,
como el mar infinito en una red.

Y así el preso es un preso independiente,
y yo soy quien lo cuida, la obediente,
porque puede matarme con su sed.

Carilda Oliver Labra

lunes, 31 de mayo de 2010

¿Cómo nace un recuerdo?

(...)
¿Cómo nace un recuerdo? La luz última
arropaba tu cara entre la niebla,
descarnada, pequeña, fina y dulce,
cansado el gesto y sin cansar la fuerza.
El cabello castaño, cuando ríes
la risa te reclina la cabeza;
la piel áspera y pálida, la boca
desdibujada, exánime, risueña.
En testimonio de vivir tenías
hoyuelada la cara,
y había en ella
una gran paz convaleciente: hoy
sigues dando esa paz que tú no encuentras.
Recuerdo que me hablabas descansando
todo el cuerpo en la voz, y tu voz era
la que llevaba al mundo de la mano,
amplia, segura, convencida, cierta.
Recuerdo... ya no sé. ¿Cuándo empezaste
a estar detrás de la memoria entera,
detrás y como un tren que caminara
sobre dos vidas en la misma rueda?

Luis Rosales (Granada, 31 de mayo 1910- Madrid, 26 de abril de 1992) Noche de la poesía. Luis Rosales en el centenario de su nacimiento.

viernes, 28 de mayo de 2010

Hoy comí cuatro pétalos de rosas

Hoy comí cuatro pétalos de rosas
y ya no sé si estoy entre flores o entre barro.
Me quito a gritos la piel que se me cuartea,
y cierro los ojos entre agua y fuego.

Me uno a ti en el silencio,
y en el pulso de mi corazón agitado.
Hoy el piano era tuyo...,
los acordes eran un reloj de arena.

Busco el sol entre las ventanas,
y te llega mi energía a cuenta gotas.
Hoy salió la luna llena...,
y ¿sabes...? le pedí que te cante...

Besos hidratados a distancia
y una música que acoge.
Hoy comí cuatro pétalos de rosas
y ya no sé si estoy entre flores o entre barro.

Gabriela Giorgeta. Octubre de 2009

Puzzles de momentos dulces con sabor a letras

Colores de hilos de una historia repetida,
puzzles de momentos dulces con sabor a letras...
Fracturas que nos ponen en un camino
de cuidados y casas ajenas;
con el mimo de una infancia lejana
entre árboles y lunas...
Distancia en el trato para no caer rendidos,
y un "sí" muy alto a las sonrisas, a las charlas,
al silencio, a los besos, al chocolate, y a la música,
siempre al Eco de la música...

Gabriela Giorgeta

jueves, 27 de mayo de 2010

Hay canciones que te hacen volar...


(Se lo dedico a todos mis amigos/as y colegas musicoterapeutas para que sigamos resonando entre todos, y construyamos un mundo más sano y lleno de emociones sonoras)

He llegado al trabajo, y como de costumbre, he leído el blog de Ramón Lobo. Nada más leer el título del post de hoy, Hay canciones que te hacen volar, me he dicho: Gabi, en un rato estás llorando seguro...; y así ha sido... La música es maravillosa y muy poderosa; y sí, nos hace volar, nos hace reír, volver a los lugares donde hemos sido felices, o todo lo contrario... Hay melodías que se nos meten dentro del cuerpo, hasta lo más profundo, y como un resorte salen en diferentes momentos para llevarte a alguna parte... Y hay acordes, y voces, que se posan en nuestra piel y forman parte de nuestra identidad, de nuestra forma de ser... y que cuando alguien nos roza, hace que vibremos y sonemos para poner luz a este mundo que se ahoga y que grita... Gabriela Giorgeta


Hay canciones capaces de desenterrar vivos a los muertos y vestir de gala las memorias más tristes. Todos tenemos una, dos o cien. Son aquellas que están grabadas a fuego en algún lugar del cerebro y cuando el oído escucha los primeros compases alerta a todos los sentidos, se eriza la piel y las lágrimas se acumulan poco a poco, o de golpe, detrás de los ojos dispuestas a vaciarse y a mostrar nuestra debilidad.

Somos una máquina de recuerdos, hermosos y tristes. Quizá vivir sea eso, saber recordar. Quizá vivir sea aprender a estar entre fantasmas, a conversar con ellos, pedirles y darles consejo. El aroma de un perfume lleva escrito el tacto de una piel, una nariz o una lengua que recorre un cuerpo en busca de las zonas del descontrol. El sabor de un vino es capaz de hacerte volar a Cádiz o a Roma y despertarte en una cena repleta de sonrisas y silencios cómplices… Olores, sabores, personas… Siempre pensé, y escribí en una novela, que la vida es un poco esto, la acumulación de canciones, una lista de músicas, cada una con su persona, su ausencia, su risa, su derrota, porque vivir es sobre todo una forma de derrota permanente, un ir trasteando subidos en un alambre sin medir el riesgo.

Mi lista de músicas vitales está casi repleta, y menos mal que inventaron el MP3 porque el cedé me auguraba una existencia corta. En estos días barceloneses marcados por la entrega de un premio que lleva impreso una memoria triste y alegre de un amigo, el Miguel Gil de Periodismo, se han despertado de golpe las playas inmensas de Sierra Leona, las habitaciones del hotel Cap Sierra de Freetown, los amigos alejados por el exceso de roce, los misioneros maravillosos y los niños ex guerrilleros. Pienso en una canción y me salen demasiadas porque debo de tener averiado algún mecanismo emocional, pero después de una breve lucha se impone una, la que escuché al sur de Lakka, cerca del río Numero Dos, acompañado por Abu y otros jóvenes ex guerrilleros con las rodillas hincadas en una arena blanca, los auriculares puestos, el volumen alto y los brazos extendidos, como si fuera a volar. Y volé.

Ramón Lobo

miércoles, 26 de mayo de 2010

De repente la música

La pura luz que pasa
por la calle desierta.
Nada humano
bajo el cielo abolido.
La blancura absoluta
de la ciudad confunde
la muerte y el sigilo.

De repente la música,
la sombra de los amantes en el agua.

Jorge Gaitán Durán

martes, 25 de mayo de 2010

Descanso

Con ternura, con paz, con inocencia,
con una blanda tristeza o el cansancio
que viene a ser un perro fiel que acariciamos,
estoy sentado en mi sillón y soy feliz,
y soy feliz
porque no siento la necesidad de pensar algo preciso.

Con una fatiga que no es un desengaño,
con un gozo que no alienta esperanzas,
estoy en mi sillón, y estoy
en algo que quizás sólo es amor.

Sé que floto
y nada me parece sin embargo indiferente;
sé que nada me alegra ni me duele
y que sin embargo todo me enternece;
sé que eso es el amor,
o que quizá solamente es un dulce cansancio;
sé que soy feliz
porque no siento la necesidad de pensar algo preciso.

Gabriel Celaya

lunes, 24 de mayo de 2010

Me quedé sin despedirme de ti

Nos juntó el destino para hacer algo increíble:
amar en la espera, amar en la risa y amar despacio.
Nos separó lo desconocido para dejar
lo nuestro olvidado con huella...

Me quedé sin despedirme de ti,
y ya no eras tú...

Gabriela Giorgeta

Eres de agua...


Eres de agua.
En ti
la claridad
a golpe de sí misma
se oscurece.
De agua.
Lo supe siempre.
Eres de agua,
profunda,
transparente.

Efraín Bartolomé
"Música solar" 1984

Fotografía: Fotosonora

domingo, 23 de mayo de 2010

Los ojos


Mínimos lagos tranquilos
donde tiembla la chispa
de mis pupilas
y cabe todo
el esplendor del día.
Límpidos espejos
que enciende la alegría
de los colores.
Ventanas abiertas
ante el lento paisaje
del tiempo.
Lagos de lágrimas nutridos
y de remotos naufragios.
Nocturnos lagos dormidos
habitados por los sueños,
aún fulgurantes
bajo los párpados cerrados.

Alaíde Foppa

Tranquilidad

La pasada primavera viví un cambio que fue clave para que mi hoy se dé de esta manera... Fue solo el principio de una vida más intensa... Ya pasado más de un año, después de los múltiples finales desconcertantes, violentos, llenos de mentiras e indiferencia; ya no siento rabia en mis cicatrices... y recuerdo, y comparto esto tan sencillo que escribí, con la esperanza de no dejar nunca "de escucharme" y de tener los ojos más abiertos:


Siento que no doy vueltas sobre el pasado y el futuro.
Vivo el aquí y el ahora con las caricias y los besos.

El tiempo me va mimando,
los miedos se van gastando,
y voy ganando en armonía.

Digo lo que siento alto y claro
y amo al mismo ritmo que el otro.

Todo se mueve, y todo es tan suave…

Sonrío como cada día,
camino con confianza,
y canto con mi voz junto a la tuya.


Gabriela Giorgeta. Marzo de 2009

viernes, 21 de mayo de 2010

Alfonsina Storni

Este poema fue escrito en el tren de Buenos Aires a Mar del Plata, adonde viajó el autor, Rafael Duyos, con Rafael Jijena y Aníbal Chizzini –escritores argentinos- para rendir homenaje a la poetisa Alfonsina Storni, muerta horas antes adentrándose en el mar. Los tres amigos leyeron sus versos, recién escritos, en la capilla ardiente de Alfonsina (1892-1938).


Alfonsina.
Calidad de agua pura.
Mujer. Argentina.
Verbo de la ternura.

Alfonsina.
Catadora de anhelos.
Que en la mar cristalina
buscas el ancho verso de los cielos.

¡Las estrellas contigo!
Y yo, mientras te vas,
buscando por las playas el testigo
de tu último compás.

Alfonsina, tristísima de sol,
que sólo alumbra tu dolor sin cura.
Alfonsina... Un poeta español
llora tu fin nocturno de naufragio y locura.

Caricia sin memoria.
Luna sin calendario.
Soneto sin historia.
Mirra sin incensario.

¡Ay, dolor de tu vida!
¡Ay, dolor de tenerla y no gozarla!
¡Ay, el vivir perdida,
cuando la vida invita a rebosarla...!

Rebosar el amor.
Rebosar el olvido.
Rebosar el temor
de sentirse en el alma incomprendido.

Alfonsina. Doliente sin enmienda.
¡Mujer!
Antes de abandonarnos, cántanos la tremenda
voluntad de no ser...

Rafael Duyos

martes, 18 de mayo de 2010

Hay otros en nosotros

De nuevo he vivido un fin de semana lleno de melodías, gritos (de alegría), sonidos suaves, acordes sorprendentes, intervalos desconocidos... Y ayer, en el emocionante concierto de Fito Páez en Madrid, comprobé que:

"Innumerables sonidos y músicas fueron lentamente convirtiéndose en palabras y conceptos que intentan explicar lo que, a veces, es inexplicable: la emoción y el deseo de ser junto a otros. Por eso decimos que hay otros en nosotros y no estamos solos...”

Patricia Pellizari y Ricardo Jorge Rodríguez
"Salud, escucha y creatividad"
Musicoterapia Preventiva Psicosocial

jueves, 13 de mayo de 2010

Se descalzan los días...

(Con el eco en mi piel y en mi voz de toda la música del fin de semana pasado: el concierto maravilloso de Jorge Drexler, el ensayo de la cantata "Carmina Burana" de Carl Orff en el Auditorio Nacional de Madrid ( me pasé gran parte del tiempo casi sin poder cantar por la emoción), y con el ritmo y la sensación de que "el tiempo se quitó los tacones para no molestarnos"..., me marcho a Tenerife para cumplir mis 30 años en la isla) Gabriela.G


Se descalzan los días
para pasar de largo sin que nos demos cuenta.
Son casi despedidas, casi encuentros
-felices pero incómodos-
de cuerpos que se miran
y que aplazan la cita.
Aunque detrás,
suelen quedarnos huellas que no son los recuerdos.

De aquel jardín inculto yo conservo
el hombre que venía a desearte,
a caminar sin ti,
silvestre y solo.
Porque de ti le hablaban las adelfas,
con sus ramas difíciles como muchachas jóvenes,
y las palmeras altas igual que tu desnudo,
y aquel cielo corrido
que buscaba
la luz con que el amor te distingue los ojos.

No envejecemos nunca. Tal vez no envejecemos.

Y ahora puedo decírtelo,
cuando tú me recuerdas las adelfas,
y tu desnudo en arco dibuja una palmera,
y los ojos se nublan
sobre el jardín silvestre de los enamorados.

Tal vez no envejecemos. O es acaso que el tiempo
se quitó los tacones para no molestarnos.
O es acaso el deseo
que camina en los labios todavía descalzo.

Luis García Montero

martes, 11 de mayo de 2010

El deseo de iniciación


Hace meses, todavía no había llegado el invierno en el calendario, pero sí en el ambiente, estaba destrozada -no exagero-. Me pesaba todo el cuerpo, los días se me hacían eternos, lloraba a diario a cualquier hora, y en cualquier lugar...Sinceramente, por primera vez, me permití estar triste sin culpa... (Eso no quita para que, por lo general, el optimismo prime en mi vida y en mi forma de estar en el mundo)

Después de que pasara más de un mes en la misma situación lamentable, me topé con "un chamán": fue duro, muy directo, y lo mejor es que me dijo la verdad, mi verdad, mirándome a los ojos y con todo el amor del mundo... El dolor fue inmenso; pero gracias a nuestras conversaciones, hoy puedo decir que sé quién soy, y hacia dónde quiero ir...

Es maravilloso sacar de las situaciones de dolor (cuando ya se difuminan) alguna lección positiva: y me siento, después de todo lo que ha pasado, mucho más fuerte y más sensible a la vez -la sensibilidad no está reñida con la fortaleza-.

Ayer, mientras comentaba a mi familia mi proyecto en el hemisferio sur, me acordé de un párrafo genial del libro "El fuego secreto de los filósofos" de Patrick Harpur, que dice literalmente en el capítulo "El deseo de iniciación": "Nos guste o no, sufrimos la enfermedad, el duelo, la traición y la angustia en medida suficiente. El secreto es utilizar esas experiencias para autoiniciarnos. Sin embargo, habitualmente se nos induce a buscarles remedio en lugar de sacarles provecho para autotransformarnos" Y es cierto, tenemos que aprovechar estas situaciones que nos vienen para provocar cambios...

Hoy mi amigo Ramón Lobo, al que adoro, afirma que cree en el amor, (me encanta que lo diga alto y claro) y al instante me he acordado de otro post suyo de hace meses que hablaba de las emociones:

"Las emociones son síntomas inteligentes de que debajo de la coraza, el personaje o la mascara existe vida. A veces sucede delante de un cuadro: las líneas y colores que dibujó el pintor, esas expresiones magistrales que sólo consiguen los genios como Caravaggio, se duplican dentro del que mira y de alguna manera le zarandean y desnudan. Me gusta sentirme así, minúsculo ante la belleza absoluta. También ocurre en el amor, cuando entre dos personas brota la sorpresa, el descontrol y un tipo de locura cálida que es otra forma de saber que estamos vivos."

Pues sí, estoy viva porque siento, porque dudo, porque observo, porque canto, porque me equivoco, porque arriesgo...

Gabriela Giorgeta

viernes, 7 de mayo de 2010

Amanece en el tren. Un rumor de raíles desata...


Amanece en el tren. Un rumor de raíles desata
la cremallera de un paisaje. El cielo abre sus
párpados, instante en que no sabes si acabas de
partir o estás a punto de llegar. No sabes si
el mundo huye de ti o eres tú velocidad de fuga
entre sus fauces. Te abandonas al presagio de una
selva lejana, esperas el placer de su espesura.

Amalia Iglesias
De "Dados y dudas" 1996
Fotografía: Beatriz Rubio

lunes, 3 de mayo de 2010

Ya vuelvo a ser yo...

Hoy he salido del trabajo sobre las cinco de la tarde. La luz era preciosa. He paseado durante dos horas. He hablado con mi padre para decirle que quería verle; y como de costumbre, nos hemos reído durante un buen rato. (Siempre encontramos una excusa para reírnos de nosotros mismos...)Sin darme cuenta, he llegado a la Cuesta de Moyano; y muy despacio he ido subiendo: me encanta mirar los libros, tocarlos, e imaginarme sentada leyendo alguno de ellos en una hamaca... Con algo de frío, -parece que la primavera no quiere instalarse- me he vuelto a casa, tranquila e ilusionada -la tónica de mis últimas semanas- con el sabor de esos libros viejos en mis manos, y recordando el sonido del piano del tema "Encuentro" de Andrés Beeuwsaert. He cerrado los ojos y me he dicho: ya vuelvo a ser yo...

Gabriela Giorgeta

viernes, 30 de abril de 2010

"Cuanto más me sujetas"

Digo adiós a abril con una melodía emocionante que me da serenidad y que me recuerda que es maravilloso sentir y arriesgarse a sentir... Y también digo adiós a este mes con el miedo cantado en este tema, que espero, con la experiencia que dan los años, se vaya diluyendo en sal y rosas:

"Cuanto más me sujetas, más miedo tengo de caer"

lunes, 26 de abril de 2010

La risa es mágica

Ayer por la tarde, mientras sentía esa luz mimosa que te dice que todo va a ir bien, leí el pequeño relato maravilloso de Eric-Emmanuel Schmitt, El señor Ibrahim y las flores del Corán, "donde la felicidad no es la ausencia de dolor, sino la integración del dolor", y donde la risa ilumina lo cotidiano, dándole un cierto carácter optimista a las cosas sencillas. Al terminar de leerlo sentí una gran confianza en la vida. Todo lo que sentimos y todo lo que nos sucede tiene sentido.

La risa es mágica,
te lleva a lugares verdes;
y si viajas con ella,
nunca te falta el aire.

La risa es mágica,
te lleva a aromas nuevos;
y si le das la mano,
siempre hay lluvia de besos.

Gabriela Giorgeta

viernes, 23 de abril de 2010

Estoy viva como fruta madura...

(Las sensaciones ásperas se marcharon, y han vuelto las ilusiones, las emociones en lo más alto, las risas sin freno, las charlas tranquilas, la música de siempre; pero sobre todo ha vuelto mi capacidad de sentir la sorpresa, mi espontaneidad, y los gestos suaves...Gabriela G.)

Estoy viva
como fruta madura
dueña ya de inviernos y veranos,
abuela de los pájaros,
tejedora del viento navegante.

No se ha educado aún mi corazón
y, niña, tiemblo en los atardeceres,
me deslumbran el verde, las marimbas
y el ruido de la lluvia
hermanándose con mi húmedo vientre,
cuando todo es más suave y luminoso.

Crezco y no aprendo a crecer,
no me desilusiono,
ni me vuelvo mujer envuelta en velos,
descreída de todo, lamentando su suerte.
No. Con cada día, se me nacen los ojos del asombro,
de la tierra parida,
el canto de los pueblos,
los brazos del obrero construyendo,
la mujer vendedora con su ramo de hijos,
los chavales alegres marchando hacia el colegio.

Si.
Es verdad que a ratos estoy triste
y salgo a los caminos,
suelta como mi pelo,
y lloro por las cosas más dulces y más tiernas
y atesoro recuerdos
brotando entre mis huesos
y soy una infinita espiral que se retuerce
entre lunas y soles,
avanzando en los días,
desenrollando el tiempo
con miedo o desparpajo,
desenvainando estrellas
para subir más alto, más arriba,
dándole caza al aire,
gozándome en el ser que me sustenta,
en la eterna marea de flujos y reflujos
que mueve el universo
y que impulsa los giros redondos de la tierra.

Soy la mujer que piensa.
Algún día
mis ojos
encenderán luciérnagas.

Gioconda Belli

martes, 20 de abril de 2010

La última luz

Eres de cielo hacia la tarde, tienes
ya dorada la luz en las pupilas,
como un poco de nieve atardeciendo
que sabe que atardece.
Y yo querría
cegar del corazón, cegar de verte
cayendo hacia ti misma
como la tarde cae, como la noche
ciega la luz del bosque en que camina
de copa en copa cada vez más alta,
hasta la rama isleña, sonreída
por el último sol,
¡y sé que avanzas
porque avanza la noche! y que iluminas
tres hojas solas en el bosque,
y pienso
que la sombra te hará clara y distinta,
que todo el sol del mundo en ti descansa,
en ti, la retrasada, la encendida
rama del corazón en la que aún tiembla
la luz sin sol donde se cumple el día.

Luis Rosales

Exposición: "Luis Rosales. El contenido del corazón"
del 29 de abril al 6 de junio en "La Casa Encendida".

lunes, 19 de abril de 2010

Tirando las letras al suelo

Me paro a respirar lo denso,
lo de fuera y lo de dentro,
tirando las letras al suelo.

Trazos de lirios y juncos,
donde sólo existen los actos,
donde nadie nombra el miedo.

Gabriela Giorgeta

Se va, se va, se fue


Con el anhelo dirigido hacia ti
yo estaba solo en un rincón del café
cuando de pronto oí unas alas batir,
como si un peso comenzara a ceder,
se va,
se va,
se fue...

Tal vez fue algo de la puesta de sol,
o algún efecto secundario del té,
pero lo cierto es que la pena voló
y no importó ya ni siquiera porqué,
se va,
se va,
se fue...

Algunas veces, mejor no preguntar,
por una vez que algo sale bien,
si todo empieza y todo tiene un final
hay que pensar que la tristeza también
se va,
se va,
se fue...

Jorge Drexler

Fotografía: Beatriz Rubio

viernes, 16 de abril de 2010

El amor me suelta

Con valor cierro la puerta,
y no huyo de mí misma.
Elijo con fuerza la manera de vivir
el instante que sigue a la tormenta.

Soy acción, soy ternura, soy espera,
y en cada acorde el amor me suelta.
Me suelta porque siempre es ave,
y me acaricia porque siempre es bondadoso.

Gabriela Giorgeta

jueves, 15 de abril de 2010

Susurro

Mis manos van tejiendo los días,
y el silencio es mi lana y mi tela.
Me sonríen las ventanas abiertas,
mientras mezclo colores y texturas.

Escucho un susurro que me acuna,
que me dice que siga llorando
para no perderme en las cicatrices,
para no perderme en el viento.

Gabriela Giorgeta

domingo, 11 de abril de 2010

"Yesh bi od coaj"= "Aún tengo fuerza".

Maravillosa melodía y letra para el Jardín Sonoro,
para cantar, sin miedo, que siempre hay fuerzas para seguir y volar.

Escúchala, si quieres:
"AÚN TENGO FUERZA"
Idan Raichel y Marta Gómez

"Deja que el alma se salga del cuerpo.
Deja la vida parar y, si puedes,
tal vez, mírala pasearse despacio.
Levanta la vista y verás que es más fácil volar.
Y después alejarse de todo.
Volar sobre el tiempo vacío y después regresar.
Y sentir que es hermoso y mirar desde allá.
Un instante nomás"

martes, 30 de marzo de 2010

Ese perfume

(Para que el amor de mis abuelos en el pasado siga siendo cálida corriente en el presente, inundando este Jardín Sonoro de esperanza, de jazmines, de días ligeros sin dolor, y de voces y palabras claras.)


Ese perfume de tu piel que inunda
los poros de la mía si te abrazo,
deja en mi sueño el venturoso trazo
del rosal que a mi mano se fecunda...

Que otra cosa no soy, sino profunda
semilla, polen sobre tu regazo,
estambre de clavel que aprieta el lazo
que te injerta a mi carne vagabunda.

Hueles, mujer, igual que los jardines
de mi levante moro de azahares...
Hueles, amor, al alga de mis mares

recostada en la arena entre jazmines...
¡Y a nardo, a murta, a estío en los pinares
y a la espuma que anuncia a los delfines!

Rafael Duyos

jueves, 25 de marzo de 2010

El árbol que te escucha


-A Ancris, mujer de colores y de corazón grande.
Su mural, borrado en una calle de Guatemala, es un árbol, que a pesar de todo, de no estar, te sigue escuchando...-

Es sueño, es distancia,
es el árbol que te escucha...
Te acaricia sin horarios,
y es loco, loco cuando ama...

Y cuando le abrazas,
entrelaza tu pasado,
lo hace suyo con respeto,
sin temores ni venganzas.

Y cuando le miras,
te hace reír a carcajadas,
te cuenta secretos inolvidables,
te siente y te canta.

Gabriela Giorgeta

miércoles, 24 de marzo de 2010

A mi madre -madre de la Plaza de Mayo-

-que acude todos los jueves
frente a la Casa Rosada de Buenos Aires
para exigir que me devuelvan con vida-

Hasta mi carne rota y lastimera
llega como un clamor, tu desconsuelo.
¡Qué alivio ver mi nombre en tu pañuelo
y sentirme paloma mensajera!

Me mataron y llevan la guerrera
manchada para siempre con tu duelo.
Eres tú, madre mía, su desvelo
y el triunfo de mi muerte prisionera.

Es la Plaza de Mayo tu secreto,
los jueves a las once con mi cita,
sin que tu corazón se descomponga...

Y aunque yo te haya escrito este soneto
con nostalgia y amor de vidalita,
¡que Argentina te cante una milonga...!


Luis Manuel Duyos,
Madrid-1990.

lunes, 15 de marzo de 2010

Alzo el vuelo

(A Leticia Torres, por confiar siempre en mí, por su amor infinito,
y por llevarme siempre a volar)

Según los Mayas estamos en la Onda Encantada del Águila Azul.

Desde allá, desde lo más alto,
siempre hay alguien que me protege.
Y le canto con el corazón en la mano,
y le acaricio con los párpados entornados.

Me abrazo a todas las risas,
alzo el vuelo hacia lo inmenso,
-la luz lo removió todo-
y beso los actos que me dan certezas.

Me emociona cruzar el océano,
para trabajar con mis palabras y mi música...
Será una explosión de sosiego,
de encuentros y de creatividad luminosa.

Gabriela Giorgeta

Onda Encantada del Águila Azul:
"Ahora que el viento ya lo ha removido todo, que nos hizo cambiar de lugar algunas cosas que estaban tan quietas, que nos hizo limpiar espacios que ya habían acumulado años de espera o de olvido... Ahora que ya todo se ha remecido y se ha revivido, es el momento de que cada uno y que cada una se convierta en un águila y levante un vuelo solitario, alto, tranquilo, majestuoso, y que desde la altura mayor que se pueda, mire cuanto tiene, mire cuanto le sucede, cuanto existe cerca y lejos, y pueda verlo desde una perspectiva diferente; desde una perspectiva con una proyección hacia atrás y hacia delante, hacia un lado y el otro, y así se comprenda mejor cuanto sucede y todo se valore en su medida exacta.
Es un buen tiempo para reconocer cuánto de lo que hacemos, de lo que llevamos, de lo que hemos convertido en nuestro escudo, en nuestra identidad o en nuestra actividad más preciada y que más nos roba el sueño, es realmente importante, y nos lleva de verdad al punto adonde nos quiere llevar nuestra alma"

Me reconcilio con el dolor

Palabras que se amontan y que calman,
risas de horas que fueron y que flotan,
a pesar de los ruidos y susurros...

Y suave y cercana me reconcilio con el dolor:
camino para llegar, para saltar y volver...
plataforma para el vacío y para el saber...

Y cuando se va, somos dos para un tango,
lo bueno se convierte en infinito,
y se siente en los nudos de la piel.

Gabriela Giorgeta

jueves, 11 de marzo de 2010

martes, 9 de marzo de 2010

Primavera con alas

Los días me envuelven en una luz templada,
y por fin voy sintiendo cómo los árboles son verdes,
y cómo mis dedos acarician los mapas.

Los días me envuelven en una luz con hallazgos,
exploro mis deseos profundos,
y preparo mi viaje del alma.

Y entre notas y en una luz no transitada,
ya escucho mis pasos dulces en Buenos Aires,
y las hojas de una futura primavera con alas.

Gabriela Giorgeta

Mi voz

(A mi amigo y profesor de canto Pedro Caxade)

Ayer tarde me encontré con mi voz,
nunca me había escuchado así:
fuerte y mimosa en Sol Mayor...

Mi voz es para los demás...
palpitando para encender la luz,
y abriendo el pecho hacia la mar...

Gabriela Giorgeta

lunes, 8 de marzo de 2010

Mujer que compones el mundo


Gracias a todas las mujeres por vuestra vida,
por darla, protagonizarla, compartirla.

Gracias por vuestro trabajo silencioso
y tantas veces silenciado.
Por ocuparos de tantas tareas,
por embellecer el presente y ser impulsoras
y testigos de tantos cambios y progresos para la humanidad.

Gracias por vuestro emprendimiento, por ser valientes
y atreveros a correr riesgos;
por ser creativas y creadoras.
Gracias mujer joven, mayor o niña por amar,
preguntar,pensar y dudar;
porque te buscas y te encuentras;
porque me remueves y haces progresar;
porque luchas, descansas, sientes.

Gracias a ti mujer de mil nombres,
de mil sonrisas, de mil caras y miradas.
Mujer en tantos lugares buscando tu espacio propio,
el nuestro, el vuestro. Mujer que canta, que grita,
que llora, que escribe palabras y notas,
mujer que compones el mundo.

Gabriela Giorgeta

domingo, 7 de marzo de 2010

Alma de enredadera

Tu emoción y la mía
vuelan y cantan por Buenos Aires.
Lo escucho desde lejos en los tangos
y lo siento en Madrid en el aire.

Ya hay otros hombres y mujeres
que sienten lo que fuimos al pasar...
y tienen alma de enredadera
y un corazón tan grande...

Nuestra escucha está en Rivadavia,
en aquel rincón, ¿la ves?
y nuestros besos con frío en Corrientes...
sí, sí... para que ellos rueden y rueden...

Nuestras búsquedas bailan en los teatros,
nuestros miedos en los conciertos,
nuestras preguntas en los parques,
y el amor no para de correr...

Gabriela Giorgeta

viernes, 5 de marzo de 2010

Camino dormido

Tomé un camino dormido hace meses
con distancias que fueron insalvables.
Despierto hoy cansada
y me rindo a la incertidumbre.

Creía que el amor no se desgastaba
cuando hay intenciones libres,
cuando las semillas no son máscaras
y los cuerpos no pesan.

Gabriela Giorgeta

miércoles, 3 de marzo de 2010

Te quise sin peros

Sentí con todo mi cuerpo y me convertí en ola.
No había miedo y todos los pájaros nos miraban...
Las grietas del suelo se transformaron en tierra firme
y nuestros pies reían como cuando éramos niños.

Borro con toda mi fuerza tus últimas palabras,
tus últimos gestos acompañados,
y poso en las voces del coro de mis recuerdos
el amor de nuestra piel y de nuestra música.

Fuimos luces en colinas brillantes
y construimos vías de tren en la ciudad con ternura.
Ya no hay cristales azules; pero seguiré escribiendo
en mayúsculas a quien me pregunte, que te quise sin peros.

Gabriela Giorgeta

La verdad

Duermo tranquila sobre la verdad,
-ese también es él, me lo dijo ella...-
y libre entiendo a todas las rosas...

No busco a nadie para aliviar mis dolores...
-lo nuevo no se lo merece...-
y yo sola vuelvo a tener ilusiones...

Reposo mi cara entre mis manos,
-sigo siendo canción y jardinera...-
y grito con amor que nunca quiero estar ausente.


Gabriela Giorgeta

domingo, 28 de febrero de 2010

Abril se acerca de nuevo

Otoño de manos con barro,
con silencios quebrados
y llantos de dolor sin colores.

Semanas menores en invierno
sin saber qué hacer con los buenos recuerdos
tras sentir un presente defraudado.

Abril se acerca de nuevo
y ya no tiene océanos...
¿podré sonreir como antes?

Gabriela Giorgeta